google553b417468460ec4.html Reiki como medicina complementaria
Image

Reiki como complemento a la medicina convencional

Reiki tiene una serie de ventajas que facilita su uso como complemento a la medicina tradicional.

  • No es una religión, por lo cual no importan las creencias religiosas de la persona.
  • El paciente no necesita “creer” en Reiki. Ni siquiera necesita saber el nombre de lo que está recibiendo. Reiki actuá independientemente de las opiniones o puntos de vista de la persona que lo recibe.
  • No necesita equipos ni instrumentos, facilitando sus uso en cualquier ubicación.
  • No tiene ningún tipo de conflicto con fármacos o tratamientos, al contrario, suele reducir los efectos secundarios.
  • No tiene contra indicaciones. Una sesión de Reiki no puede ser perjudicial.
  • Un practicante de Reiki ético nunca debe emitir juicios sobre el estado de salud del paciente, ni sugerir cambios de medicación, ni entrar en temas relacionados con el tratamiento convencional que recibe un paciente.

A medida que se conoce más el Reiki, se está buscando una manera de definir su sitio en relación a la medicina tradicional. Aunque en el pasado siempre he considerado Reiki como un tratamiento alternativo, en los 3 últimos meses varios acontecimientos me han obligado a replantearme mis ideas. Ahora, defino el lugar de Reiki en medicina convencional como complementario y no alternativo. He visto en tres ocasiones como Reiki ha asistido en tratamientos de medicina convencional para el mayor bien del paciente.

Fui invitada hace poco para exponer una presentación sobre Reiki a un centro de asistencia para ancianos. Los internados de la residencia variaban en edad desde 50 hasta 92 años. Cada uno tenía diferentes problemas de salud. Todos tenían el factor común que ya no podían cuidarse ellos mismos, la razón de su estancia en la residencia. Reiki ayudo en este contexto desde un punto de vista psicológico. Después de recibir Reiki, el Director del centro observó que cada uno de los internados tenía una actitud mas positiva hacia su situación. Uno de ellos, que tenia fama de estar siempre quejándose, dejó su sesión de Reiki comentando lo bien que se sentía y cuanto le gustaba la gente que le rodeaba. Otro comentó que después de una sesión tenía la impresión que podía ganar todas las batallas de su vida.

La segunda situación era usando Reiki en el contexto de tratamientos de radiación. A David le extirparon un tumor en el cuello en octubre. Empezó tratamientos de radiación en Noviembre. Los médicos inicialmente le dieron seis meses de vida. En un principio, sus niveles energéticos estaban muy bajos, se sentía “vencido” tanto por su cuerpo como por la vida misma. Empezó recibiendo sesiones tres veces por semana, directamente después de sus sesiones de radiación. Con el tiempo, sus niveles energéticos se incrementaron y su cuerpo se equilibró. Tuve que ausentarme de la ciudad durante dos semanas y cuando volví, David me dijo que tuvo que parar los tratamientos de radiación porque sin las sesiones de Reiki, le faltaba energía y estaba desarrollando efectos secundarios de los tratamientos.

Empezamos de nuevo y al cabo de unos días pudo volver a recibir tratamiento y completar el ciclo. Sus médicos quedaron estupefactos por la velocidad de su curación y ausencia de efectos secundarios. David les dijo que lo atribuía a las sesiones de Reiki que recibía. En la ultima visita a su medico, le informaron que sus expectativas de vida habían aumentado tremendamente debido a su actitud y los tratamientos.

Reiki también ayuda antes y después de la cirugía. Hutch estaba preparado para una intervención de cáncer de próstata. Admitía que no soportaba bien el dolor. Llegué al hospital y le di Reiki durante una hora y media antes de su intervención. Se quedo calmo y relajado. Entró en la sala sin problemas. Yo estaba en su habitación cuando regreso. Las complicaciones durante la intervención habían alargado la cirugía de 2 horas y media a cinco.

Le di Reiki durante dos horas. No tuvo efectos secundarios de la anestesia y estuvo hablando conmigo de una forma coherente durante todo el tiempo. Continué dándole Reiki todos los días durante una hora u dos. Según el equipo médico, se esperaban complicaciones post operatorias incluyendo salpullidos, vómitos y dolor y fiebres altas. Hutch no tuvo ninguno de estos síntomas. Ha sido un trabajo en equipo, los médicos y las enfermeras del hospital le han proporcionado unos cuidados excelentes y Reiki complementó este trabajo en todo momento.

Constantemente me siento bendecido por compartir Reiki y para ayudar a las personas a tener una mejor calidad de vida. Sé que una fuerza mucho mayor de lo que está allí me guiaba. Mi esperanza es que la comunidad médica continuará siendo abierto a técnicas complementarias de curación, ya que cuando trabajamos juntos podemos crear un lugar de curación para un mayor bien del paciente.

Visto en iuca.net

Fuente: Reiki.org

Share:
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.