google553b417468460ec4.html Incubaeco, una clara apuesta por el emprendimiento ecológico - LighthouseBCN.com

Incubaeco, una clara apuesta por el emprendimiento ecológico

(Imagen: plantel completo de participantes en Incubaeco 2013. Cortesía de Luis Morales Carballo).

El pasado 5 de abril se clausuró en la sede del Madrid International Lab, dependiente de Madrid Emprende, la primera edición de Incubaeco, un programa de apoyo a los ecoemprendedores impulsado por la plataforma del mismo nombre, compuesta por las entidades Emprendae, Eco-Union, Inédit y Enviu.

El público asistente llenó el recinto del evento, donde se dieron a conocer un total de 22 proyectos relacionados con el emprendimiento ecológico y seleccionados entre 60 candidaturas. Tras el éxito de esta primera edición, los responsables de Incubaeco trabajan ahora para llevar su iniciativa a muchos más lugares. La siguiente parada será el próximo mes de junio, cuando tendrá lugar el lanzamiento del programa en Barcelona.

Más adelante, el objetivo será extender Incubaeco por el territorio nacional, e incluso por otros países. Así lo afirma Luis Morales Carballo, cofundador de Emprendae y organizador de Incubaeco Madrid 2013, que ha concedido a Noticias Positivas la siguiente entrevista:

Noticias Positivas: Incubaeco se define como una plataforma de entidades que busca el impulso de los ecoemprendedores y la maximización de su impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad. ¿Cómo definiría a un ecoemprendedor?

Luis Morales Carballo: Aquella persona con iniciativa propia, tesón e inteligencia estratégica que lidera el desarrollo de un proyecto y que alberga dos características fundamentales:

1) Desde un punto de vista externo, el proyecto persigue mejorar la sostenibilidad (social, ambiental y económica) de sus grupos de interés y entorno natural, destacando, de entre las tres dimensiones, la ambiental. Es decir, el proyecto tiene una repercusión positiva en el medio ambiente, o bien ayuda a resolver un problema ambiental que el ecoemprendedor ha detectado. Ejemplos de sectores donde actúan los ecoemprendedores: energías limpias y renovables, reciclaje de residuos, uso eficiente del agua, agricultura y alimentación ecológica, textil orgánico, preservación de espacios naturales, planeamiento urbano y territorial, educación ambiental, consultoría, etc.

2) Desde un punto de vista interno, la forma de gestionar el proyecto, su día a día, la forma de actuar del propio ecoemprendedor, son ejemplos en primera persona de prácticas sostenibles, especialmente (pero no solo) en el plano ambiental. Las actitudes y el ejemplo en primera persona son rasgos característicos de los ecoemprendedores, quienes incorporan principios y criterios de sostenibilidad ambiental en su estrategia de emprendimiento y modelo de gestión.

N+: En esta primera edición de Incubaeco han participado 22 ecoemprendedores, que fueron seleccionados entre 60 solicitantes en total. ¿Es el emprendimiento ecológico un terreno fértil para las nuevas ideas?

LMC: Absolutamente, las propuestas de proyectos de emprendimiento que hemos recabado de estos profesionales del medio ambiente han destacado por cubrir subsectores diversos dentro del amplio sector ambiental. Hemos recibido ideas y propuestas brillantes y novedosas, que han destacado por su carácter innovador y valor socioambiental. Desde propuestas más ligadas al medio rural y al desarrollo endógeno del territorio, hasta servicios avanzados de consultoría orientados al medio urbano, pasando por propuestas de reconversión industrial, entre un largo etcétera.

El Informe Empleo Verde en una economía sostenible, elaborado conjuntamente por la Fundación Biodiversidad y el Observatorio de la Sostenibilidad en España, es un muy buen documento donde constatar el vigor de este sector en auge. Hay un dato que habla por sí solo: hemos pasado de “158.500 puestos de trabajo en actividades de contenido ambiental en 1998 a 531.00 puestos en 2009, un incremento del 235%”, según nos recuerda el mencionado informe. Y estos son solo empleos verdes en actividades tradicionalmente relacionadas con el medio ambiente. Las cifras globales se incrementan si consideramos los nuevos nichos o yacimientos de empleo verde, además asociados a un cambio de modelo económico y productivo.

N+: De entre estos 22 proyectos presentados, ¿cuáles son a su criterio las ideas con mayor potencial?

LMC: Es difícil responder a esta pregunta, pues no quisiéramos ser injustos ni mostrar parcialidad. Los 22 proyectos seleccionados tienen en común la innovación, la viabilidad técnica y económico-financiera, y su repercusión positiva en el medio ambiente y en la sociedad. Si no fuera así no hubieran sido seleccionados.

Dicho esto, me mojaré un poco: las ideas con mayor potencial seguramente sean las ligadas a la reconversión del sector primario, pues están más apegadas al territorio, son imprescindibles para la economía y la sociedad, son garantes de la cohesión social y la vertebración territorial, y tienen la capacidad de crear empleo alrededor del ecoemprendedor, ayudando a fijar población en el medio rural y facilitando un desarrollo local respetuoso con los límites ecológicos. Tienen la pega de que no son tan escalables ni tienen (en general) tanta base tecnológica (¡algunas sí!), con lo que suelen ser menos atractivas con un simple golpe de vista a ojos de inversores. ¡Pero son imprescindibles para la economía de nuestro país!

N+: La formación que reciben los ecoemprendedores en Incubaeco sigue la metodología del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). ¿Qué es lo que se aprende a través de dicha formación?

LMC: Esta metodología la hemos desarrollado Emprendae en alianza con enviu e inèdit innovació, bajo el auspicio de CP/RAC, organismo adscrito al PNUMA, y permite dar los pasos adecuados y estratégicos para emprender. Con esta metodología acompañamos a los ecoemprendedores, desde su fase inicial de la idea hasta su arranque, puesta en marcha y consolidación.

Esta metodología formativa comprende 5 grandes bloques: 1) Estrategia, donde enseñamos la mejor estrategia para emprender incorporando criterios de sostenibilidad ambiental e involucración de los grupos de interés; 2) Ecodiseño, donde aplicamos el paradigma del análisis de ciclo de vida y la prevención ambiental para mejorar el comportamiento ambiental del proyecto; 3) Modelo de Negocio, aquí ayudamos al ecoemprendedor a definir un modelo de negocio viable y sólido; 4) Gestión, para facilitar la gestión cotidiana del proyecto, el día a día, en el ámbito económico, social y ambiental; y 5) Comunicación, donde enseñamos las claves para comunicar y difundir eficazmente el proyecto hacia los grupos de interés, aspecto clave para el éxito del ecoemprendedor.

N+: Incubaeco ha sido el segundo evento incluido dentro de La Primavera de los Ecoemprendedores, que arrancó el pasado mes de marzo con el GreenWeekend, un fin de semana de networking para ecomprendedores. Ya solo falta el último evento, El Hueco Energy Starter, que tendrá lugar entre el 10 y el 12 de mayo, y que en este caso estará dedicado a los ecomprendedores especializados en energías renovables y eficiencia energética. ¿Es viable emprender en estos momentos en las renovables, a pesar de la incertidumbre que han provocado en el sector el fin de las primas o el retraso de la promulgación del decreto para autoconsumo energético con balance neto?

LMC: Creemos que a pesar de las dificultades, que no negamos ni minusvaloramos en absoluto, es aún posible emprender proyectos viables en el sector de las energías renovables. Para empezar, con la incertidumbre y el riesgo estamos acostumbrados a lidiar todos los emprendedores, eco o no, con independencia del sector en el que nos desenvolvamos. Esto nos da un plus para superar situaciones adversas.

La clave para emprender en el sector de las renovables creemos que estará en gestionar proyectos pequeños, flexibles y locales, ligados a la biocapacidad que ofrece el territorio (biomasa, solar, pequeña hidráulica…). Hemos de observar las potencialidades que ofrece el territorio, a la vez que nos adecuamos a los límites ecológicos, por supuesto, que también existen y no debemos sobrepasar. Esta adecuación al territorio nos permitirá ganar en independencia con respecto a las ayudas públicas.

N+: ¿Habrá más ediciones de La Primavera de los Ecoemprendedores e Incubaeco?

LMC: Por supuesto. El programa Incubaeco, evento central de La Primavera de los Ecoemprendedores, es perfectamente replicable, y de hecho ya estamos trabajando para implantarlo en Barcelona, mientras paralelamente lo consolidamos en Madrid. Justo ahora estamos buscando espacios donde establecer la sede física desde la que gestionarlo y dinamizar a una comunidad creciente de ecoemprendedores que demandan nuestros servicios de incubación, formación y asesoramiento. Una vez estemos plenamente operativos en Madrid y Barcelona, empezaremos a trabajar para extender el programa a otras ciudades y comunidades autónomas. En una tercera fase, lo llevaremos al extranjero, pues queremos internacionalizarlo a través de nuestro servicio de réplica, que se puede consultar en la web de Incubaeco.

N+: ¿Qué debe hacer cualquier persona interesada que quiera participar con su proyecto de emprendimiento ecológico?

LMC: Le sugeriríamos que estuviera atenta a nuestra página web y a nuestras redes sociales (página de facebook y cuenta de twitter, fundamentalmente), que hasta el momento suponen nuestras principales herramientas de comunicación. Con ellas nos dirigimos a nuestra creciente comunidad y publicamos anuncios, novedades y próximas acciones formativas. Tras el Hueco Energy Starter, ya referido, vamos a preparar un evento de lanzamiento del programa Incubaeco en Barcelona para mediados de junio.

DATOS DE CONTACTO:

El pasado 5 de abril se clausuró en la sede del Madrid International Lab, dependiente de Madrid Emprende, la primera edición de Incubaeco, un programa de apoyo a los ecoemprendedores impulsado por la plataforma del mismo nombre, compuesta por las entidades Emprendae, Eco-Union, Inédit y Enviu.

El público asistente llenó el recinto del evento, donde se dieron a conocer un total de 22 proyectos relacionados con el emprendimiento ecológico y seleccionados entre 60 candidaturas. Tras el éxito de esta primera edición, los responsables de Incubaeco trabajan ahora para llevar su iniciativa a muchos más lugares. La siguiente parada será el próximo mes de junio, cuando tendrá lugar el lanzamiento del programa en Barcelona.

Más adelante, el objetivo será extender Incubaeco por el territorio nacional, e incluso por otros países. Así lo afirma Luis Morales Carballo, cofundador de Emprendae y organizador de Incubaeco Madrid 2013, que ha concedido a Noticias Positivas la siguiente entrevista:

Noticias Positivas: Incubaeco se define como una plataforma de entidades que busca el impulso de los ecoemprendedores y la maximización de su impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad. ¿Cómo definiría a un ecoemprendedor?

Luis Morales Carballo: Aquella persona con iniciativa propia, tesón e inteligencia estratégica que lidera el desarrollo de un proyecto y que alberga dos características fundamentales:

1) Desde un punto de vista externo, el proyecto persigue mejorar la sostenibilidad (social, ambiental y económica) de sus grupos de interés y entorno natural, destacando, de entre las tres dimensiones, la ambiental. Es decir, el proyecto tiene una repercusión positiva en el medio ambiente, o bien ayuda a resolver un problema ambiental que el ecoemprendedor ha detectado. Ejemplos de sectores donde actúan los ecoemprendedores: energías limpias y renovables, reciclaje de residuos, uso eficiente del agua, agricultura y alimentación ecológica, textil orgánico, preservación de espacios naturales, planeamiento urbano y territorial, educación ambiental, consultoría, etc.

2) Desde un punto de vista interno, la forma de gestionar el proyecto, su día a día, la forma de actuar del propio ecoemprendedor, son ejemplos en primera persona de prácticas sostenibles, especialmente (pero no solo) en el plano ambiental. Las actitudes y el ejemplo en primera persona son rasgos característicos de los ecoemprendedores, quienes incorporan principios y criterios de sostenibilidad ambiental en su estrategia de emprendimiento y modelo de gestión.

N+: En esta primera edición de Incubaeco han participado 22 ecoemprendedores, que fueron seleccionados entre 60 solicitantes en total. ¿Es el emprendimiento ecológico un terreno fértil para las nuevas ideas?

LMC: Absolutamente, las propuestas de proyectos de emprendimiento que hemos recabado de estos profesionales del medio ambiente han destacado por cubrir subsectores diversos dentro del amplio sector ambiental. Hemos recibido ideas y propuestas brillantes y novedosas, que han destacado por su carácter innovador y valor socioambiental. Desde propuestas más ligadas al medio rural y al desarrollo endógeno del territorio, hasta servicios avanzados de consultoría orientados al medio urbano, pasando por propuestas de reconversión industrial, entre un largo etcétera.

El Informe Empleo Verde en una economía sostenible, elaborado conjuntamente por la Fundación Biodiversidad y el Observatorio de la Sostenibilidad en España, es un muy buen documento donde constatar el vigor de este sector en auge. Hay un dato que habla por sí solo: hemos pasado de “158.500 puestos de trabajo en actividades de contenido ambiental en 1998 a 531.00 puestos en 2009, un incremento del 235%”, según nos recuerda el mencionado informe. Y estos son solo empleos verdes en actividades tradicionalmente relacionadas con el medio ambiente. Las cifras globales se incrementan si consideramos los nuevos nichos o yacimientos de empleo verde, además asociados a un cambio de modelo económico y productivo.

N+: De entre estos 22 proyectos presentados, ¿cuáles son a su criterio las ideas con mayor potencial?

LMC: Es difícil responder a esta pregunta, pues no quisiéramos ser injustos ni mostrar parcialidad. Los 22 proyectos seleccionados tienen en común la innovación, la viabilidad técnica y económico-financiera, y su repercusión positiva en el medio ambiente y en la sociedad. Si no fuera así no hubieran sido seleccionados.

Dicho esto, me mojaré un poco: las ideas con mayor potencial seguramente sean las ligadas a la reconversión del sector primario, pues están más apegadas al territorio, son imprescindibles para la economía y la sociedad, son garantes de la cohesión social y la vertebración territorial, y tienen la capacidad de crear empleo alrededor del ecoemprendedor, ayudando a fijar población en el medio rural y facilitando un desarrollo local respetuoso con los límites ecológicos. Tienen la pega de que no son tan escalables ni tienen (en general) tanta base tecnológica (¡algunas sí!), con lo que suelen ser menos atractivas con un simple golpe de vista a ojos de inversores. ¡Pero son imprescindibles para la economía de nuestro país!

N+: La formación que reciben los ecoemprendedores en Incubaeco sigue la metodología del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). ¿Qué es lo que se aprende a través de dicha formación?

LMC: Esta metodología la hemos desarrollado Emprendae en alianza con enviu e inèdit innovació, bajo el auspicio de CP/RAC, organismo adscrito al PNUMA, y permite dar los pasos adecuados y estratégicos para emprender. Con esta metodología acompañamos a los ecoemprendedores, desde su fase inicial de la idea hasta su arranque, puesta en marcha y consolidación.

Esta metodología formativa comprende 5 grandes bloques: 1) Estrategia, donde enseñamos la mejor estrategia para emprender incorporando criterios de sostenibilidad ambiental e involucración de los grupos de interés; 2) Ecodiseño, donde aplicamos el paradigma del análisis de ciclo de vida y la prevención ambiental para mejorar el comportamiento ambiental del proyecto; 3) Modelo de Negocio, aquí ayudamos al ecoemprendedor a definir un modelo de negocio viable y sólido; 4) Gestión, para facilitar la gestión cotidiana del proyecto, el día a día, en el ámbito económico, social y ambiental; y 5) Comunicación, donde enseñamos las claves para comunicar y difundir eficazmente el proyecto hacia los grupos de interés, aspecto clave para el éxito del ecoemprendedor.

N+: Incubaeco ha sido el segundo evento incluido dentro de La Primavera de los Ecoemprendedores, que arrancó el pasado mes de marzo con el GreenWeekend, un fin de semana de networking para ecomprendedores. Ya solo falta el último evento, El Hueco Energy Starter, que tendrá lugar entre el 10 y el 12 de mayo, y que en este caso estará dedicado a los ecomprendedores especializados en energías renovables y eficiencia energética. ¿Es viable emprender en estos momentos en las renovables, a pesar de la incertidumbre que han provocado en el sector el fin de las primas o el retraso de la promulgación del decreto para autoconsumo energético con balance neto?

LMC: Creemos que a pesar de las dificultades, que no negamos ni minusvaloramos en absoluto, es aún posible emprender proyectos viables en el sector de las energías renovables. Para empezar, con la incertidumbre y el riesgo estamos acostumbrados a lidiar todos los emprendedores, eco o no, con independencia del sector en el que nos desenvolvamos. Esto nos da un plus para superar situaciones adversas.

La clave para emprender en el sector de las renovables creemos que estará en gestionar proyectos pequeños, flexibles y locales, ligados a la biocapacidad que ofrece el territorio (biomasa, solar, pequeña hidráulica…). Hemos de observar las potencialidades que ofrece el territorio, a la vez que nos adecuamos a los límites ecológicos, por supuesto, que también existen y no debemos sobrepasar. Esta adecuación al territorio nos permitirá ganar en independencia con respecto a las ayudas públicas.

N+: ¿Habrá más ediciones de La Primavera de los Ecoemprendedores e Incubaeco?

LMC: Por supuesto. El programa Incubaeco, evento central de La Primavera de los Ecoemprendedores, es perfectamente replicable, y de hecho ya estamos trabajando para implantarlo en Barcelona, mientras paralelamente lo consolidamos en Madrid. Justo ahora estamos buscando espacios donde establecer la sede física desde la que gestionarlo y dinamizar a una comunidad creciente de ecoemprendedores que demandan nuestros servicios de incubación, formación y asesoramiento. Una vez estemos plenamente operativos en Madrid y Barcelona, empezaremos a trabajar para extender el programa a otras ciudades y comunidades autónomas. En una tercera fase, lo llevaremos al extranjero, pues queremos internacionalizarlo a través de nuestro servicio de réplica, que se puede consultar en la web de Incubaeco.

N+: ¿Qué debe hacer cualquier persona interesada que quiera participar con su proyecto de emprendimiento ecológico?

LMC: Le sugeriríamos que estuviera atenta a nuestra página web y a nuestras redes sociales (página de facebook y cuenta de twitter, fundamentalmente), que hasta el momento suponen nuestras principales herramientas de comunicación. Con ellas nos dirigimos a nuestra creciente comunidad y publicamos anuncios, novedades y próximas acciones formativas. Tras el Hueco Energy Starter, ya referido, vamos a preparar un evento de lanzamiento del programa Incubaeco en Barcelona para mediados de junio.

DATOS DE CONTACTO:

http://emprendae.es

http://incubaeco.org

Fuente: Noticias Positivas

 

Share:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.